En este espacio te quiero ayudar con risas, anécdotas e información. En este universo verás una vida y muchas otras cosas

28 jun. 2009

Reflexionemos

Cuando me pongo tonta, soy mamey, cuando estoy enojada, soy elefante, cuando estoy feliz, soy mandril, cuando estoy triste, tengo cara de perro arrugado; cuando tengo sueño, parezco plátano aplastado, cuando... ¡Ah, hola! Si se preguntan qué estaba haciendo, estaba reflexionando sobre mi forma de ser. Es muy bueno hacerlo porque así ves tus más grandes defectos y tus mejores virtudes. En mi caso, tengo muchos defectos. Por ejemplo, cuando estoy de desobediente, parezco mula terca. Cuando me arreglo, parezco pollo amarillo. Cuando tengo hambre, parezco vaca gorda que come tres mil veces al día, y cuando como, soy cerdo que se hizo liposucción, y para que siga en el mismo peso, come una vez cada milenio. Hagan lo mismo que yo y a lo mejor descubren que son pescado podrido o plátano aplastado, como yo. ¡Y a lo mejor descubres que eres un pato!

2 comentarios:

  1. Hola Tati, estoy visitando tu blog por primera vez y me gusta mucho.Me gusta como te expresas,la naturalidad que tienes al hacerlo y el diseño que has elegido, los colores que trasmiten alegría. Te felicito.
    Sólo si no es secreto, me gustaría saber que edad tienes. Tal vez lo digas en alguna entrada, pero aún no las he leído todas.
    He visitado también el que compartes con tu hermana.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Que lindo!! en cuantas cosas podés transformarte!!. Sos un encanto!! Seguiremos tu blog yo, Cirita y mis dos hijas Valen y Cata.
    besos!!!

    ResponderEliminar

Tienes derecho a guardar silencio, pero también a escribir tu comentario en mi blog